Domingo, 19 de Noviembre de 2017, 11:33 AM
Home » Mundo » América del Norte » El día que el mundo cambió.

El día que el mundo cambió.

Corría el 11 de septiembre del año 2001.

Ese día el mundo cambió. Bush desató la famosa guerra contra el terrorismo y hoy, quince años después, vivimos más terrorismo que nunca, irónicamente. 

Aquella mañana, transmitía en la cabina de radio y pensábamos que había sido una avioneta que se había estrellado en la parte superior de una de las Torres Gemelas. 

Foto: Especial

Ya cuando las cámaras de televisión apuntaban hacia las Torres Gemelas, la sorpresa fue mayúscula cuando otro avión impactó la mitad de la otra torre. 

Un silencio se apoderó del mundo, mientras veíamos en una especie de cámara lenta, como explotaba la segunda torre, de manera nunca antes vista, en vivo y en directo, desde Nueva York. 

Nos quedamos atónitos. 

La histeria se desató y las informaciones se daban, frenéticamente, en nuestra redacción. Hervía como nunca. ¡Atacan el Pentágono! gritaban los compañeros, mientras los despachos llegaban saturando los sistemas. 

Cuando eso pasa, hay muchos errores. ¡La Casa Blanca es atacada! – alarmaba un despacho. ¡Murió Bush! – voceaba otro. ¡Confirmen información!- se escuchaba desde cabina de producción. Todo era un caos. 

La angustia aumentaba mientras seguíamos informando: imágenes terribles de personas saltando al vacío desde la inmensidad de las Torres Gemelas. Preferible morir de un golpe, que calcinado dentro de aquel horno de mil grados centígrados. 

Los noticieros norteamericanos presentaban las notas con un carácter casi militar : América Under Attack fue el titular más usado. 

De pronto, una isla de silencio surgió entre el escándalo: Las Torres Gemelas se empezaron a derrumbar. Si. Lo impensable. El símbolo de Occidente se derrumbaba. 

Nada fue igual. 

Aquel día no hubo anuncios, cortinillas, nada, más que información continua, sin pausa. 

Fue hasta varios días después , que empezó a quedar claro lo que había pasado :  casi tres mil personas muertas con la embestida de cuatro aviones comerciales, que habías sido secuestrados por terroristas. 

Dos impactaron las Torres Gemelas, uno el ala oeste del Pentágono, y otro se vino abajo en Pennsilvania, pues la tripulación, consciente de lo que pasaba, se rebeló en el interior del avión y evitó que los terroristas impactaran algún sitio emblemático. Claro, murieron todos los que viajaban ahí. 

Quienes vivimos este momento, recordamos la zozobra, el aturdimiento. El mundo estaba en shock.

Hoy, a quince años vista, el mundo es menos seguro. 

Un año antes de la tragedia, el mundo cruzaba el segundo milenio con una mezcla de esperanza y modernidad.

Creíamos ingenuamente que entrábamos a una era de mayor civilidad y entendimiento. Creíamos que habíamos dejado atrás los sinsabores y que era el momento de progresar en la diversidad, como raza humana unida. 

Nos equivocamos. 

Tras ese momento, siguieron 15 años de guerras, ataques terroristas, odio y destrucción.

Si, nos equivocamos. El mundo cambió.

Similar posts