Martes, 19 de Septiembre de 2017, 06:35 AM
Home » México » El Embajador de México en Uruguay oculto 1.2 mdd en un banco de Andorra

El Embajador de México en Uruguay oculto 1.2 mdd en un banco de Andorra

El actual embajador de México en Uruguay, Francisco Agustín Arroyo Vieyra, ocultó durante años 1.2 millones de dólares en una cuenta de la Banca Privada D’Andorra, la BPA, institución intervenida en el 2015 por las autoridades de ese país cuando se detectó que era utilizada para pagar comisiones ilegales a políticos y para “blanquear” capitales.

Según el ingreso de 1.2 millones de dólares a nombre de Agustín Arroyo Vieyra procedieron del despacho de abogados mexicano que preside Pedro Raymundo Salinas Arrambide, según la documentación interna de la BPA. Y la cuenta se abrió entre 2011 y 2012, y permaneció operativa a nombre del priista durante al menos tres años.

El Embajador y Salinas Arrambide aseguraron que dicho monto fue entregado como paga de un trabajo jurídico que desarrollaron juntos. Tras cerrar el depósito, de acuerdo con Agustín Arroyo, regularizó su situación y declaró sus ingresos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La operación bancaria fue realizada bajo un epígrafe titulado “Solicitud de apertura de Cuentas de PEPs”, personas políticamente expuestas, que es el término utilizado por los bancos para referirse a clientes con cargos públicos.

Pero, aunque aclaró que sólo colaboró en un contrato profesional con el despacho se negó a revelar el asunto por el que presuntamente recibió 1.2 millones de dólares a través de la BPA: “No puedo revelar los nombres de los clientes ni de qué se trata por secreto profesional”, puntualizó.

En las actas internas y confidenciales del Departamento de Cumplimiento (Compliance) de la BPA, se explica que Salinas Arrambide, socio administrador de Salinas Arrambide y Asociados, “tiene pendiente un cobro correspondiente a su actividad de unos 3 millones de dólares”. Este dinero, según él, “podría justificarlo y documentarlo sin ningún problema”.

Además aclara que “Pretende cobrarlo mediante dos transferencias a dos cuentas que nos aperturaría, una a su nombre por un importe de un millón 800 mil dólares y otra parte a nombre de Arroyo Vieyra por un millón 200 mil dólares.
Pese a las reservas que el Departamento de Cumplimiento de la BPA tuvo a la operación por el perfil político de Arroyo, político del PRI, las dos cuentas se abrieron con las cantidades citadas. El embajador de México en Montevideo explicó que “Fue un pago de honorarios de mi despacho. Fui legislador y abogado postulante privado durante 25 años. Algún día me lo pagaron por ahí, pero ese dinero está en México y pagué mis impuestos. Tengo mi declaración fiscal en orden. Es la manera de estar tranquilo.

Fue hace años y podría estar prescrito, pero está cubierto”.

Foto : Proceso

 

Similar posts