Miercoles, 18 de Octubre de 2017, 04:48 PM
Home » Opinión » Arturo Argente » España ante una Encrucijada Histórica 

España ante una Encrucijada Histórica 

DESPIERTA MÉXICO 

por Arturo Argente

El sentido de una política centralista del gobierno de Mariano Rajoy ha reavivado los ánimos independentistas de la que es la región más rica de España.

Durante la construcción del estado español del siglo XIX, el gobierno central no tuvo la capacidad de imponer su lengua castellana en la periferia geográfica de España y éstas mantuvieron sus tradiciones, lenguas y culturas propias de catalanes, vascos y gallegos. Esta búsqueda independentista de Cataluña no es nueva, tiene un pasado separatista que se empezó a plantear a mediados del siglo XIX, y consiguió, a principios del siglo XX, el establecimiento de la Generalidad de Cataluña que establece el sistema institucional en que se organiza políticamente la comunidad autónoma de Cataluña, la cual está conformada por el Parlamento, el Gobierno, la Presidencia de la Generalidad. Este sistema político fue duramente reprimido por Franco, y finalmente, fue reconocida otra vez durante la transición democrática que tuvo que recoger las aspiraciones políticas catalanas.

En este siglo las multitudinarias movilizaciones en 2010 y en 2012 han puesto de manifiesto que ya no se trata de una minoría que busca la soberanía, sino que España enfrenta a un movimiento catalán transversal que afecta a todas las clases y sectores sociales, y que alcanzó una mayoría irreversible. Este hecho dio origen a que un partido nacionalista llevara a cabo un referéndum en el que el pueblo de Cataluña decidió su separación de España.

Cataluña ha tomado como modelo el caso de Eslovenia en los años noventa del siglo pasado. Durante la decadencia de la antigua Yugoslavia; Eslovenia y Croacia promovieron la constitución de una confederación de las repúblicas. Pero Serbia y Montenegro se negaron. Al final, la separación de Eslovenia fue el principio del fin de la ya extinta Yugoslavia.

Pero ante esta postura separatista, el gobierno español dispone como un último recurso del artículo 155 de la constitución española, que otorga potestades al gobierno central para obligar a una comunidad autónoma a cumplir sus obligaciones, en caso de que atente gravemente contra el interés general del país. Esto abre la posibilidad de que se pueda dar la sustitución de las actuales autoridades autonómicas y la convocatoria a nuevas elecciones. No obstante, se requiere de la aprobación del Senado para que este artículo pueda ser aplicado.

Lo cierto es que España necesita construir un puente que abra espacios al diálogo basados en el estado de derecho y en donde se puedan plantear opciones que beneficien a ambas partes.

Dr. Arturo D. Argente Villarreal.

Director Asociado de Departamento

Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno

Tec de Monterrey, Campus Toluca.

Similar posts