Miercoles, 19 de Septiembre de 2018, 03:41 AM
Home » México » La Industria de los Drones ¿De dónde vienen y hacia dónde van?

La Industria de los Drones ¿De dónde vienen y hacia dónde van?

Por Fernando Oscar García

“Un aterrizaje perfecto es aquel en el que el dron puede utilizarse otra vez”

Nacho Lazaro, Piloto de RPAS/UAV

Un dron es un vehículo aéreo que vuela sin tripulación. La característica más resaltante de un dron es que su vuelo es controlado por control remoto, o por medio de aplicaciones para Tablets o Smartphone, aunque existen algunos que son conducidos mediante la intervención de un software y no de manera directa por un piloto desde tierra.

Estos artefactos tienen su origen en el contexto militar, ya que fue allí donde se diseñó este tipo de robot aéreo con cámaras, GPS y toda clase de sensores, para ser usado como arma, misiones de combate o vigilancia, drones espías, uso militar, filmaciones aéreas, envíos y entrega de paquetes a domicilio, búsqueda y rescate de personas, etc.

En situaciones de emergencia, son de gran ayuda ya que pueden llegar a zonas de difícil acceso, zonas que han sido devastadas por desastres naturales, así como en el control de incendios forestales.

La idea del avión no tripulado es antigua. A pesar de que a menudo asociamos los drones con los robots militares de hoy, los aviones no tripulados, de una forma u otra, se han utilizado durante décadas. Uno de los primeros usos registrados fue por los austriacos en julio de 1849 después de que se pusieran en marcha alrededor de doscientos globos aerostáticos no tripulados montados con bombas en la ciudad de Venecia.

En la Primera Guerra Mundial, se utilizó ampliamente la vigilancia aérea. Los militares utilizaban estas cometas para obtener fotografías aéreas y seguir los movimientos del enemigo formando mapas de situación.

La pérdida de 40.000 aviones y 80.000 personas de tripulación durante la Segunda

Guerra Mundial fueron motivos que hicieron centrar el interés en conformar una fuerza aérea robótica en Estados Unidos, una cuestión financiera y humana que había que resolver.

La guerra de Vietnam sin duda fue muy importante en esta carrera histórica de los drones para ser lo que son hoy en día. El conflicto dio a luz el programa más sofisticado de vigilancia con aviones no tripulados en la historia de la aviación.

Se considera que el primer dron tal y como lo conocemos hoy en día, fue el que creó un ingeniero israelí, Abraham E. Karem. Se le llamó “Predator”, era un dron armado completamente funcional, y fue usado por la CIA para eliminar un objetivo en Afganistán en 2002, después de los ataques del 11-S.

Israel además de ser pionero y el mayor exportador mundial en la industria, también inundó los cielos de la vecina Franja de Gaza con sus drones, a los cuáles se atribuyen en el conflicto de 2008-2009 cuarenta y dos ataques con dron y ochenta y siete muertos sólo en ese período.

Afortunadamente la guerra, aún siendo el motivo de su éxito y desarrollo, no es el único uso que podemos dar a los drones  ya que existen un sin fin de buenas y positivas aplicaciones para investigación, conservación, salvamento, infraestructuras, rescate y búsqueda de víctimas entre otras muchas.

El uso de drones en actividades económicas tiene un potencial para ser utilizados en la agronomía, fotografia profesional, topografía, geografía, el sector de la construcción y el energético, por lo que se debe tener cuidado en no desviar su objetivo como herramienta de trabajo.

Un reto de la industria es segmentar el mercado entre aficionados y profesionales y hacer frente a las nuevas regulaciones para el uso de estos aparatos, ya que aún hay dudas sobre la regulación planteada para el uso de drones.

Con la actual regulación vigente en España, los drones se pueden utilizar para desempeñar un gran número de actividades:

– Tratamientos aéreos que supongan esparcir sustancias en el suelo o la atmósfera: lanzamiento de productos fitosanitarios, extinción de incendios, etc.
– Levantamientos aéreos.

– Publicidad aérea, emisiones de radio y TV.
– Actividades de ocio: carreras de drones, aficionados a la fotografía, etc.

– Operaciones de emergencia, búsqueda y salvamento.

– Actividades de observación y vigilancia aérea, actividades de vigilancia de incendios forestales, operaciones contra el narcotráfico, etc.
– Actividades de investigación y desarrollo.

En materia de seguridad los drones pueden llevar a cabo con suma eficacia las siguientes tareas:
– Vigilancia nocturna, para obtener imágenes del transporte de drogas o mercancías ilícitas en carreteras.
– Vigilancia, para detectar puntos de venta ilícitos de gasolina y diésel en carreteras.
– Vigilancia, para ubicar bloqueos carreteros, con hechos de violencia o situaciones delictivas en flagrancia.
– Vigilancia de manifestaciones, para detectar a personas infiltradas o anarquistas.

– Vigilancia de puentes y puntos fronterizos.

– Vigilancia de parajes y terrenos despoblados de difícil accesibilidad, para coadyuvar en el rescate de personas secuestradas.

Para ganar la carrera a la delincuencia, disminuir la consumación de delitos y colocarnos a la vanguardia con el uso de las nuevas tecnologías, los drones son una herramienta que tiene futuro a largo plazo y que será de gran utilidad para las policías en materia de seguridad pública, para disminuir los índices de violencia en México. No obstante, sin una regulación jurídica nacional serán aliados de la delincuencia y de conductas indebidas que vulneren el patrimonio y la privacidad de la ciudadanía.

La regulación de los drones debe contemplarse cuanto antes en el Código Penal Federal y en los Códigos Penales de los Estados, así como en el Código Nacional de Procedimientos Penales.

¡Drones-desfibriladores!

La idea en la que ha trabajado un grupo de científicos suecos con robots voladores capaces de atender a pacientes que han sufrido un infarto en mucho menos tiempo que una ambulancia, hasta cuatro veces más rápido, nos ha maravillado.

En definitiva, que nunca pensamos que estos helicópteros en miniatura pudieran hacernos tanto bien. Dicen que los coches voladores están más cerca de lo que creemos, en las películas ya sabemos que sí, en la realidad lo vemos todavía difícil. Sin embargo, estas pequeñas aeronaves no tripuladas tienen pinta de que cambiarán el mundo tal y como lo conocemos. Y lo más importante, los drones servirán para ayudarnos en situaciones extremas. ¡Esperamos que así sea y se den las circunstancias propicias para materializar estas ideas en vidas!

El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adonde va”

Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944), novelista y aviador francés.

Similar posts