Domingo, 17 de Diciembre de 2017, 07:57 AM
Home » Ciudades Globales » Los Picos de Ontario

Los Picos de Ontario

Afuera hacia un frío de -24 grados. Para un grupo de mexicanos, esto es más de lo que normalmente se concibe como “frío”. 

Pero la vista y la experiencia valían la pena. 

Aunque esta a las afueras de la capital, se encuentra en la misma provincia: Ontario. 

A diferencia de otros países,en donde sus capitales suelen ser distritos federales o confederados, en el caso de Canadá, su capital está dentro de la provincia de Ontario, comúnmente llamada zona de los Grandes Lagos. 

La ruta para llegar al “Lodge” o albergue alpino, presenta paisajes que hemos visto en los cuentos y películas invernales. 
 

Foto: Blu Report

 
Casitas de madera enterradas en la nieve, con puertas con barrotes de madera, tejados cuyas cornisas están llenas de estalactitas de hielo. 

De pronto, aparece el Lago Calabogie y una postal única: la montaña nevada, los pinos con sus copos, el lago congelado, y el sol asomándose entre las ramas. 

Una verdadera gozadera de la vista y el alma. 
 

Foto: Blu Report

 
Mientras avanzamos, una sutil sombra va tapando el sol al final del camino. Si. Habíamos llegado. 

Frente a nosotros, se levantaba la montaña Dickson, la más alta de toda la provincia de Ontario y a solo una hora y cuarto de Ottawa, la capital del Canadá. 

Se trataba de una majestuosa montaña, con sus pinos llenos de nieve, y entre ellos surcaban amplias pistas, ideales para esquiar. 

Al pie de la montaña, y a la vera del Lago Calabogie, un resort , Calabogie Peaks, con su pequeño hotel boutique, su restaurante, su pequeña marina en el lago, y sus hubs en donde el esquiador puede detenerse a tomar aliento bajo la forma de un tradicional hot cocoa de la montaña. 
 

Foto :Blu Report

 
Nuestros anfitriones dispusieron para que fuese, justamente esa bebida, el chocolate caliente, la que nos diera la bienvenida después de una leve nevada que cubrió con un manto blanco nuestras cabezas.

Esta parte del Norte de Ontario es una zona montañosa, en donde los pueblos están espaciados entre si, y los citadinos pueden desconectarse de la agitada vida cotidiana. 

Todo es naturaleza alrededor, con todas las actividades propias que los norteamericanos llaman “outdoors”. 

En primavera, hay rutas de high trail, bicicleta Cross/ Enduro, pesca, kayaks, etc. En Invierno hay esquí, ice fishing, Hot Tub, y claro, todo el paquete de “après ski” que incluye, como es natural…¡el chocolate caliente, que cae de maravilla cuando afuera el termómetro marca los -26 grados! 

Desde luego hay una gran flora y fauna en el lugar. El majestuoso Alce Blanco es simbólico del Canadá, casi tanto como la hoja de maple. 

Y es necesario decir que Ontario es uno de los mejores lugares para ver alces. Es cierto que es más fácil verlos deambular en primavera por los lagos a comer lirio. Pero ver un alce, con un paisaje invernal detrás, no tiene precio. Son unos animalones impresionantes. 
También hay venados, nutrias, zorros, búhos. En la carretera que sube por la montaña te advierten que disminuyas la velocidad, pues en cualquier momento salta un venado, de los bosques de la vera carretera. 

Si tienes suerte, puedes ver a un águila, uno oso negro o un lobo. 
  

No se corre peligro, pues no se acercan a los lugares con gente, aunque los botes de basura tienen su truco para abrirse, de lo contrario algún oso perdido podría aventurarse a husmear. 

Si tu idea es irte de shopping, no es el lugar, definitivamente. No hay muchas opciones cerca. Quizá Renfrew, cabecera municipal, situado a unos 20 km del “Lodge” hay tiendas y hasta un Walmart gigante. 

Pero la onda ahí es la naturaleza, las actividades del outdoors y claro, la esquiada, rey de las actividades deportivas. 

En la montaña Dickson encuentran todo tipo de pistas de nieve: verdes , azules y negras, además de las diamond y doble diamond, para retar al mas pintado. 

Así, con alma de aventura, te trepas a las sillas de “Solar Express”, para que te lleve hasta la punto de la montaña, ahí donde se asoma el sol, y te dejas ir en la nieve para explorar el bosque deslizándote en los esquís, mismos que te alquilan ahí, con todo el equipo. 

En algún momento del mediodía haces una pausa para el bien ganado Hot Cocoa, en alguno de los hubs que hay en la montaña, y de paso te dejas ir una hamburguesita, o bien un Hot Dog (pero de a devis) con tus papas a la francesa, o bien un caliente Chili con carni. 

Al final de la jornada, te vas a tu cabaña, o bien a darte un bañito de agua hirviendo a la intemperie, conocido como hot tub. 

El agua esta calientita, pero afuera hace tal frío que se te congela …¡El Pelo! 

Ya para cerrar la jornada, ¿porque no una cenilla o un tradicional Ice Wine de estas tierras, cuya exuberante naturaleza le ha dado la vuelta al mundo? 

Canadá es hermoso, pero en invierno, es un paraíso

Similar posts