Martes, 23 de Julio de 2019, 01:55 PM
Home » México » México arranca 2019, con desabasto de gasolina

México arranca 2019, con desabasto de gasolina

Numerosas personas en México hacen largas filas en gasolineras debido a un desabasto que afecta amplias zonas y que las autoridades han atribuido a un cambio en el mecanismo de distribución a fin de contener el robo de combustible.

El cambio a “medios de transporte más seguros” ha retrasado la entrega de combustible a gasolineras en los estados de Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, México y Querétaro, indicó la paraestatal Petróleos Mexicanos.

Pemex pidió a la población no hacer compras de pánico de combustibles y aclaró que las medidas adoptadas permitirán la normalización del suministro a la brevedad.

Muchos civiles presa de la desesperación han acudido a estaciones de servicio, y en las redes sociales abundan las imágenes de gasolineras con letreros que avisan que se les acabó el combustible. Las personas afectadas comparan el insuficiente abasto de gasolina y diésel con la escasez de artículos básicos como pan y leche que afectó a México en la década de 1970.

Las terminales de la paraestatal para “almacenamiento y despacho cuentan con los inventarios suficientes para satisfacer la demanda de la población, por lo que el país no enfrenta desabasto ni escasez de los productos”, afirmó Pemex el domingo en otro comunicado.

Aunque se han generado retrasos en la distribución, “Pemex avanza en el restablecimiento del suministro de combustible por diferentes vías en los estados afectados”, agregó.

La escasez ha dado argumentos a los detractores del nuevo gobierno, que afirman que muchas de sus políticas y metas son un retroceso a décadas del pasado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, que asumió el cargo el 1 de diciembre, dijo el domingo que la complicidad al interior de Pemex había permitido que el robo de combustible se convirtiera en una lucrativa actividad durante años, que pasó de un equivalente a 500.000 dólares anuales hace más de una década a unos 3.000 millones de dólares en 2018.

López Obrador indicó que los ajustes al mecanismo de distribución implican enfrentar a intereses poderosos y arraigados que durante años se beneficiaron económicamente del robo de combustible. Sin entrar en detalles, el mandatario dijo que su gobierno ha reducido este robo a 36 camiones cisterna diarios de un promedio de más de 1.000 anteriormente.

A fin de contener las pérdidas multimillonarias del robo de gasolina y diésel de ductos de Pemex por parte de grupos delictivos, la paraestatal optó por transportar esos combustibles en camiones cisterna. Los analistas afirman que ese método es más caro y menos eficiente

La gasolina es un aspecto político delicado en México. La decisión del presidente previo Enrique Peña Nieto de subir sus precios en enero de 2017 suscitó una gran ira y para muchos esa medida le costó el poder al Partido Revolucionario Institucional, en el cual milita.

AP/ Foto: NTMX