Miercoles, 19 de Junio de 2019, 09:43 AM
Home » Slider » Movilidad Europea

Movilidad Europea

Economía Sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas.

“La mitad de nuestras equivocaciones en la vida nacen de que cuando debemos pensar, sentimos, y cuando debemos sentir, pensamos.”

John Churton Collins.

“El pueblo británico quiere que lo hagamos” fue la frase aludida por Theresa May cuando hace poco tiempo era cuestionada por el Parlamento Británico, un 51.9% del pueblo había votado en el referemdum del 23 de junio de 2016 a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, hecho que sería conocido a nivel global como Brexit . Ahora el momento final se acerca, y lo que está sucediendo para muchos no es lo que esperaban, y mucho menos lo que imaginaban.

El 29 de marzo de 2019 es la fecha en la que se consumará la separación del Reino Unido de la Unión Europea, sin embargo las condiciones de la salida aún no son las más adecuadas para muchos, y ambas partes podrían acordar una extensión al plazo de transición de 21 meses, siempre que ambas lo soliciten antes de julio del año 2020.

En su momento, un 72% de los ciudadanos del Reino Unido participaron en el referéndum, sin mucha información, solamente tomando en cuenta aspectos de migración que exaltaron en algunos de ellos el ánimo xenófobo, otro tema que se mencionaba era que los puestos de trabajo eran ocupados por los extranjeros y no por los ciudadanos del país, además de manejar información muy imprecisa del impacto del denominado Brexit, pues se manejaban aspectos relacionados a que se aportaba más económicamente de lo que se recibía, cuando en realidad era lo contario, sin embargo como un ejemplo claro, se cuestionaba el hecho de que al pertenecer a la Unión Europea se tuviera que participar activamente en el rescate económico de países como Grecia, cuando para la mayoría era evidente que los griegos no habían hecho sus deberes como era lo necesario y adecuado.

Finalmente ese pueblo que fue consultado decidió, pero aparentemente como suele suceder, el Brexit no será lo que esperaban, y por supuesto las consecuencias afectarán de una manera en la que ni siquiera reflexionaron, la decisión tendrá un alto costo para el país, en el presente y en el futuro.

En el pasado, uno de los costos fue la renuncia de James Cameron, al observar el resultado del referéndum, en el presente, aparentemente quedarán a expensas de lo que decida la Unión Europea en cuanto aranceles en sus fronteras, además de que un tercio de las empresas corporativas internacionales ya han cambiado su domicilio fuera del país, consecuentemente, las fuentes de trabajo se están moviendo hacia fuera del Reino Unido; En el futuro, las oportunidades para los jóvenes del país se verán reducidas en lo que se refiere a fuentes de trabajo y a la posibilidad de transitar libremente en los demás países europeos, lo que pudiera originar complicaciones que pueden motivar la fuga de capital humano de alto nivel.

Al parecer la salida del Reino Unido de la Unión Europea está mostrando al mundo que las consultas a los ciudadanos no siempre obtienen los resultados que llevan a las decisiones correctas, ya que el que gobierna el pueblo debe ver el beneficio del mismo, defendiendo incluso al pueblo del mismo pueblo.

La capacidad de los gobernantes debe ser evidente y sin discusión, y sus actos y decisiones deben ser en beneficio del pueblo, no se debe permitir el perjuicio de un país causado por sus mismos ciudadanos, sin embargo, lo que es evidente hoy en día es que la popularidad de algunos gobernantes tiene su base en la falacia de todo por el pueblo, aunque la autodestrucción del mismo y de sus estructuras sea irremediable.

 

Similar posts