Lunes, 21 de Agosto de 2017, 08:29 PM
Home » Mundo » Europa » “No hay identidad alemana sin Auschwitz”: Presidente alemán

“No hay identidad alemana sin Auschwitz”: Presidente alemán

Foto: Twitter @guardianworld

Alemania conmemora oficialmente a las víctimas del Holocausto cada 27 de enero desde 1996, cuando el entonces presidente Roman Herzog, lo instituyó.//Foto: Twitter @guardianworld

Berlín.- El presidente de Alemania, Joachim Gauck, declaró hoy ante el Parlamento alemán (Bundestag) que “no hay identidad alemana sin Auschwitz”, al encabezar en Berlín el acto central de conmemoración de las víctimas del Holocausto.

El jefe del Estado alemán advirtió en contra de que los alemanes pongan punto final a su responsabilidad frente al Holocausto y aseveró que el recuerdo de éste permanece siendo una responsabilidad de los alemanes, y pertenece a la historia de la nación alemana.

“Del recuerdo emana una tarea: proteger y conservar el humanitarismo. Proteger y preservar los derechos de cada ser humano”, subrayó.

Señaló que “no hay identidad alemana sin Auschwitz”, frase que encabezó este martes las primeras planas de los medios alemanes en internet.

Alemania conmemora oficialmente a las víctimas del Holocausto cada 27 de enero desde 1996, cuando el entonces presidente de Alemania, Roman Herzog, lo instituyó.

Herzog declaró en ese entonces que el recuerdo de las víctimas del Holocausto no debe terminar en Alemania y debe ser una exhortación a mantenerse alerta y atento.

El 27 de enero debe ser un día en que se exprese el luto y la pérdida, que esté dedicado a las víctimas de Holocausto y que influye en contra del peligro de que el Holocausto se repita, exhortó.

En 2015, la Organización de Naciones Unidas (ONU) lo estableció como día internacional para la conmemoración de las víctimas del Holocausto.

El 27 de febrero es una fecha especial en la historia de Europa porque con la liberación del campo de concetración de Auschwitz ese día en 1945, -hoy hace 70 años- quedó de manifiesta la derrota de la Alemania nazi frente a los países aliados, que fueron Estados Unidos, Rusia, Francia y Gran Bretaña.

La Segunda Guerra Mundial se desarrolló mayoritariamente en suelo europeo, sin embargo, Auschwitz y Auschwitz-Birkenau constituyeron el mayor campo de exterminio de los nazis principalmente en contra de judíos, pero también de homosexuales, opositores, discapacitados y gitanos.

El presidente Gauck lanzó este martes un llamado a los alemanes para que posibiliten también en el futuro la convivencia de diferentes culturas y religiones.

“La comunidad en la que todos nosotros queremos vivir sólo va a fructificar donde la dignidad de cada individuo se respete y donde se viva la solidaridad“, afirmó.

Las palabras de Gauck frente al Bundestag se insertan en el contexto actual de Alemania, que presenta inquietantes signos: por una parte, el movimiento alemán Pegida contra el islamismo y los extranjeros, a lo que se suma el rechazo de los alemanes a seguir reflexionando sobre el Holocausto.

Esto último fue el resultado de un estudio que dio a conocer recientemente la prominente Fundación alemana Bertelsmann, en el que quedó de manifiesto que la mayoría de los alemanes ya no se quiere ocupar del Holocausto.

El 81 por ciento quiere dejar tras de sí la persecución nazi contra los judíos, y el 58 por ciento quiere poner punto final a ese tema.

Gauck apuntó este martes que “la responsabilidad moral no sólo se asume con el acto de recordar”, sino que todos los que consideren a Alemania como su casa “tienen responsabilidad sobre que camino va a seguir este país”.

El 27 de febrero se bajan las banderas de Alemania en los edificios públicos a media asta.

Mientras que las conferencias, puestas de teatro y servicios religiosos están llamados a recordar el día de hoy los crímenes de los nazis con el fin in de mantener despierto ese recuerdo entre los alemanes.

El llamado de alerta a los alemanes no es gratuito: el portavoz de la Fundación para la conservación del ex campo de concentración nazi Sachsenhausen, Philipp Neumann Thein, dijo que hay la impresión de que las pintas de suásticas nazis y otros incidentes de ese tipo aumentaron en 2014 en Alemania tanto en calidad como en cantidad.

En los excampos de concentración se colocan cámaras cada vez con mayor frecuencia debido a sonados actos de vandalismo: la puerta original de 100 kilogramos del excampo de Dachau, con el letrero en hierro forjado de “el trabajo hace libre”, fue robado en noviembre pasado y la policía no tiene pistas.

Las autoridades bávaras informaron este martes que colocarán en ése memorial cámaras de video por primera vez y aumentarán la vigilancia.

En la década de los 1990 se llevaron a cabo atentados incendiarios en contra de las barracas de madera que habitaron los presos de los nazis en el ex campo de concentración de Buchenwald y de Mittelbau-Dora, por lo que se colocaron cámaras de televisión.

En las diversas ciudades y poblaciones de Alemania no es raro ver pintas de suásticas en fachadas y bardas.

Las suásticas están prohibidas en Alemania, tanto portarlas como pintarlas en lugares públicos.

Notimex

Andrea Pérez

Amante del periodismo escrito y radiofónico. Egresada de la EPCSG y siempre en busca de una experiencia nueva. Twitter @andrea19perez

Similar posts