Domingo, 25 de Junio de 2017, 03:54 AM
Home » Opinión » Ciro Di Costanzo » Perseguido por la ley…¡Atrincherándose donde se hacen las leyes! 

Perseguido por la ley…¡Atrincherándose donde se hacen las leyes! 

La Canica Azul 
Por Ciro Di Costanzo 

El diputado suplente del PRI, Antonio Tarin García,  asegura desconocer los cargos que se le imputan. 

No obstante, estuvo atrincherado en el Palacio de San Lázaro, sede de la Cámara de Diputados, durante casi 30 horas, buscando un amparo para evitar ser detenido. 

No fue hasta que obtuvo amparo “contra todo acto de autoridad, por detención y presentación”, que decidió salir.

Afirma además, que durante las últimas 28 horas, estuvo “diseñando su estrategia legal”. ¿Y dice que no sabe los cargos que se le imputan? ¿Acaso cree que somos seres babeantes, que no entendemos nada? 

A este “legislador” se le imputan cargos por peculado y un presunto desvío de más de 300 millones de pesos, mientras fungía como Director de Adquisiciones en el Gobierno de Chihuahua, en la Administración de Cesar Duarte, quien por cierto también es un prófugo de la Justicia 

Compras con sobreprecio, e incluso inexistentes, y un largo etcétera, es lo que han encontrado los fiscales de la nueva administración de Javier Corral, en las alegres cuentas del Señor Tarin García en su paso por la dirección de adquisiciones.

Por estos delitos,  la Fiscalía General del Estado de Chihuahua libre una orden de aprehensión en su contra, que llegó casi a tiempo de impedir que este hombre tomará protesta como diputado y cobijarse en el fuero legislativo. 

Y aunque no le dio tiempo de guarecerse en el fuero, si lo hizo en el Palacio Legislativo, en donde permaneció casi 30 horas, en lo que le tramitaban un amparo. 

Nadie en la Cámara de Diputados hizo nada, y acabaron protegiendo a un delincuente, con la ayuda del juez. 

No es el primero que se atrinchera en la Cámara de Diputados para evitar ser capturado por las autoridades de procuración de Justicia. El tema aquí son el arreglo de las leyes que dejaron un hueco para que la cámara se convierta en un santuario de delincuentes y el fuero su seguro de vida para hacer toda clase de raterías y trastupijes en los cargos ejecutivos. 

Para ellos la dinámica es muy simple: Roba todo lo que quieras, haz lo que se te dé tu gana y luego vete a descansar tranquilamente en una curul, en la Cámara de Diputados, en donde puedes dormir en las sesiones y cortarte el pelo gratis, mientras oportunamente prescriben tus delitos…¡Y encima cobrando un sueldazo! 

Los ciudadanos tenemos que exigir a nuestros representantes y autoridades romper este círculo de impunidad, y replantearnos la utilidad del fuero que, si bien es cierto es necesario, para que un presidente no meta a la carcel a sus opositores, tiene que ser regulado para evitar ser utilizado como escudo para delinquir.

Oh, paradoja de las paradojas. Perseguido por la ley y …¡Atrincherado en el lugar donde se hacen las leyes! 

Foto: NTX

Similar posts