Martes, 17 de Octubre de 2017, 08:45 PM
Home » Mundo » América del Norte » Protestan jugadores de la NFL contra Trump y este…¡Enfurece! 

Protestan jugadores de la NFL contra Trump y este…¡Enfurece! 

Como si no fuera algo nuevo, ahora el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump se enfrenta a otra polémica, dado a que jugadores de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL por sus siglas en ingles), han realizado varias protestas contra el racismo, la xenofobia y contra Trump, durante la entonación del himno nacional en los partidos.

Todo esto comenzó cuando Colin Kaepernick, el quarterback de los 49ers empezó las protestas contra el racismo al arrodillarse mientras sonaba el himno nacional de EE.UU, esto durante los inicios de la temporada de 2016. Ahora recientemente la polémica se acentuó desde el inicio de la tercera jornada de competición de 2017, que tuvo de escenario el Estadio Wembley de Londres, donde los Ravens de Baltimore y los Jaguars de Jacksonville se enfrentaron.

Foto: EFE

Algunos jugadores de ambos equipos se arrodillaron durante la interpretación del himno nacional de Estados Unidos, mientras que se levantaron para escuchar el de Inglaterra. Y tan solo esta semana alrededor de unos 200 jugadores se hincaron, sentaron, levantaron sus puños ó no salieron de vestidores hasta terminar el himno, como gesto desafiante hacia las críticas del mandatario estadunidense.

En esta ocasión se les unieron a la protesta algunos entrenadores en jefes y varios dueños de los equipos de la NFL, como el entrenador en jefe de los Ravens John Harbaugh, el de los Jaguars, Doug Marrone, y el dueño del equipo de Jacksonville, Shad Khan, estuvieron con los brazos cogidos junto a los jugadores.

Foto: Reuters

El mandatario estadounidense llegó inclusive a insultar a los jugadores que se ponían de rodilla al escuchar el himno nacional y pidió a los dueños y al comisionado de la NFL, Roger Goodell, que los despidieran de inmediato. Pero mediante comunicados rechazaron comentarios y peticiones de Donald Trump, pero el mandatario volvió a tomar partido al decir en publicaciones en su Twitter, que durante el sábado y el domingo asegura que muchos aficionados ya no van a los campos al ver la falta de patriotismo e insulto que realizan a todo un país.

Robert Karft, dueño de los Patriots de Nueva Inglaterra, quien hizo una donación a la campaña de Trump, admitió en un comunicado oficial que estaba “profundamente decepcionado” por el tono de los comentarios hechos por el presidente el viernes pasado. “Me siento orgulloso de estar asociado con tantos jugadores que hacen contribuciones que ayudan de manera positiva a nuestras comunidades y sus esfuerzos, dentro y fuera del campo, en busca de unir a la gente y a fortalecer a nuestra comunidad”, destacó Kraft.

Así es como en varios campos de la NFL, jugadores protestaron como en Filadelfia, East Rutherford de Nueva Jersey, Detroit, Minneapolis, donde estuvieron los directivos y dueños de los equipos de los Eagles, Dolphins de Miami, Falcons de Atlanta, y Vikings.

La NFL no fue el único blanco del presidente, que también ha tenido roces con Stephen Curry, estrella de los Golden States Warriors, último campeón de la NBA. El conflicto comenzó cuando Curry y otros jugadores anunciaron que boicotearían una visita a la Casa Blanca para protestar contra el presidente.

La tradición establece que el presidente de Estados Unidos reciba al equipo campeón luego de la obtención del título. Luego de que los jugadores declararon que dudaban de ir, Trump canceló la visita. “Ir a la Casa Blanca está considerado un gran honor para un equipo. Stephen Curry duda, entonces se retira la invitación”, declaró Trump anteayer en Twitter.

A la polémica se sumó LeBron James, jugador de los Cleveland Cavaliers, que apoyó a Curry. En su cuenta de Twitter, James llamó a Trump “holgazán” y le espetó: “¡Ir a la Casa Blanca era un placer hasta que llegó usted!”.

La liga de béisbol (MLB) tampoco quedó ajena al conflicto. Anteayer Bruce Maxwell, de Oakland Athletics, se convirtió en el primer jugador de béisbol en arrodillarse durante la ejecución del himno. “El racismo en el sur de Estados Unidos es todavía desagradable”, denunció Maxwel. Junto a él se encontraba su compañero de equipo Mark Canha, que le puso la mano sobre la espalda en señal de solidaridad.

La MLB emitió una declaración en la cual no ataca directamente a Trump, pero afirma “respetar y apoyar los derechos constitucionales y la libertad de expresión de todos los jugadores”.

Fotos : EFE y Reuters

Similar posts