Jueves, 22 de Febrero de 2018, 04:35 PM
Home » Slider » ¿Realidad o Paranoia?

¿Realidad o Paranoia?

Economía sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas.

“La política es el arte de vender simultáneamente el gozo de la estabilidad y la paranoia ante el caos”

Carlos Monsiváis.

Cuando se habla de la intervención Rusa en el proceso electoral de los Estados Unidos de sólo pensarlo genera incertidumbre, incredulidad, miedo, inseguridad, preocupación, dudas, y mucho más; ahora, con las publicaciones que se han realizado por personas cercanas al Presidente americano, y con todo el contexto expuesto, es casi de no creer que exista un dirigente con esas características, y que siga en el poder.

Los espacios dedicados al análisis de la posible intervención Rusa son amplios, pero ya no sólo se habla de los Estados Unidos, sino incluso de un plan más grande que implica la intervención en las elecciones de diversos países, con la finalidad, según algunos, de crear una desestabilización y desunión entre los diversos actores de la economía mundial, y con ello generar ventajas y beneficios para el país gobernado por Vladimir Putin. ¿Realidad o Paranoia?

Pensar que eso pudiera estar sucediendo es casi increíble, una situación bizarra, pero como van las cosas, y con todo lo que poco a poco surge como un evento comprobado, la posibilidad de que esté sucediendo simplemente existe.

¿Cuál sería su finalidad? Si fuera una realidad, se puede pensar en el control de algunos elementos en la economía, en que el comercio beneficiará de alguna manera la posición de Rusia en el mundo, y que sus competidores no fueran tan eficientes en hacer un buen comercio, quizá se podría buscar establecer algunos tratados de libre comercio entre el país de los Zares y algunos importantes participantes de la economía mundial. ¿Cómo lograr esto? Con la anuencia de países que están más preocupados por sus problemas locales y por sus discusiones regionales; pues mientras todos discuten, otros hacen más firmes sus posiciones; por supuesto, lo anterior generará una extraordinaria economía sin dolor para quien lo promueve.

Por otro lado, si es que las apreciaciones de varios analistas son exageradas, entonces ya existe la condición de estar en paranoia, pues sencillamente los acontecimientos que se consideran inapropiados o no explicables, se le están atribuyendo a un país que en realidad no está haciendo nada para obtener el mérito o reconocimiento de lo sucedido, el peligro de esto es que los mismos mercados pueden llegar a contagiarse de esa paranoia, y con ello presentar comportamientos irracionales.

¿Qué está sucediendo en realidad? Quizá ambas opciones están ocurriendo, pero ni es todo lo que se dice, y por supuesto tampoco dejan de ser culpables de algunos pocos acontecimientos, existen evidencias, pero al mismo tiempo algunas evidentes exageraciones, con el tiempo se conocerá la verdad, pero lo único cierto es que cada país debe promover la reflexión en sus ciudadanos, y la responsable participación en todo proceso que se considere pudiera ser blanco de algún tipo de intervención.

¿Usted qué opina?

Similar posts