Viernes, 20 de Julio de 2018, 01:23 PM
Home » Opinión » Ciro Di Costanzo » Rusia: Vladimir Putin tiene la victoria en la mano

Rusia: Vladimir Putin tiene la victoria en la mano

La duda no es si Putin ganará las elecciones rusas de este domingo. La pregunta es solo por cuantos votos , y si tendrá un entusiasmo, una legitimidad suficiente para arrancar con fuerza su cuarto mandato.

No solo por el 80% de preferencia que le dan los sondeos. Es también porque los resortes del poder en Rusia están todos en el tablero de Putin.

El único rival que le pudiese haber hecho algo de sombra era el líder opositor Alexei Navalny, quién fue excluido de la votación, por una sentencia penal más política que nada. Putin camina prácticamente solo a la meta.

Con 18 años en el poder, Vladimir Putin ya tiene un bloque de votantes llamados “La Generación Putin”, quienes solamente han vivido al amparo del hombre fuerte ruso.

Es cierto que el poder desgasta. Pero en el caso de Putin también le ha servido para mermar a la oposición rusa, que una parte se encuentra en el exilio, y la otra parte en la cárcel.

A ésta le agregamos un ejercicio del poder vertical, una omnipresencia interior, y una sombra exterior que llega hasta la Elección norteamericana en 2016, en donde la mano de Putin trae a EEUU de cabeza.

También cuenta con un aparato de propaganda bien aceitado y de proporciones gigantescas, que abarca todo el planeta.

La población rusa celebra sus intervenciones en el extranjero y siente que ha reconstruido la gran potencia que se desmoronó en los noventas.

No obstante, la potencia se sostiene con alfileres. Ciertamente Rusia es una potencia militar, que ha ampliado y modernizado en los últimos años su poderío bélico. El tema es que su economía no ha crecido lo suficiente como para mantener ese liderazgo mundial en el tiempo.

Rusia es un raro caso de una potencia militar en un país en vías de desarrollo. Su economía es frágil, y está carcomida por la corrupción y el ecosistema de las mafias rusas.

Es un país dependiente del petróleo y del gas, que como sabemos todos son activos que desde el 2014 andan por los suelos.

Así, un país débil económicamente, en donde sólo el sector militar y un par más han crecido, una población envejecida, y un entorno internacional desfavorable, plantea un escenario complejo de mantener por mucho tiempo.

Pero hoy es hoy, y hoy Rusia tiene un hombre fuerte que cabalga a una victoria segura casi sin hacer campaña, caminando, sin rivales de consideración que perturben su sueño.

Putin iniciará en breve su cuarto mandato.

Similar posts