Viernes, 21 de Julio de 2017, 03:51 AM
Home » Opinión » Ciro Di Costanzo » Sin el Comité Ciudadano …¿Qué pasará con la credibilidad del SNA? 

Sin el Comité Ciudadano …¿Qué pasará con la credibilidad del SNA? 

LA CANICA AZUL

Por Ciro Di Costanzo

El llamado Comité de Acompañamiento Ciudadano para la Designación del Fiscal Anticorrupción (CAC), compuesto de reconocidos personajes de la ciudadanía de nuestro país, decidieron renunciar, ante la falta de avance en la conformación del Sistema Nacional Anticorrupción y el nombramiento del Fiscal Anticorrupción. 

Los integrantes emitieron un comunicado en el que acusaron al Senado de retrasar injustificadamente el proceso de designación de un Fiscal Anticorrupción, a pesar de que si tienen “perfiles idóneos ” para ello. 

El tema lleva aplazado tres años, pues el Fiscal tendría que haber sido nombrado en 2014 y los legisladores no se han puesto de acuerdo.

¿Y porqué no se han puesto de acuerdo? Pues porque, como siempre, tienen su jaloneo de cuotas a cuates,  a tal grado que han preferido dejar al sistema sin Fiscal Anticorrupción, lo que en los hechos equivale a desmontar los dientes al Sistema Nacional Anticorrupción. 

O, peor aún, evitan tener un Sistema Nacional Anticorrupción que funcione, para permanecer en la oscura impunidad de siempre. 

Se supone que el Comité Ciudadano de Acompañamiento, daría la credibilidad que necesita el proceso, para que los garantizar que los operadores del Sistema Anticorrupción sean gente que responda al interés ciudadano y de la sociedad, que precisa el combate efectivo contra la corrupción.

No obstante, ahora que renunciaron ¿Qué credibilidad tendrá el Sistema si no está acompañado por ciudadanos, y se vuelva materia de los legisladores y la dinámica perversa de los Partidos Políticos? 

Justificadamente, los ciudadanos solo les quedó renunciar, ante la incompetencia y la falta de acuerdos de los legisladores, que terminaron un proceso sin un fiscal, por falta de acuerdos, a pesar de tener perfiles adecuados en sus escritorios. 

Encima, el proceso en el cual no se pusieron de acuerdo, es más opaco que las aguas de Xochimilco, pues nadie sabe a ciencia cierta qué rayos pasó. 

Por esto, por estas gravísimas omisiones cuya existencia está el toma y daca partidista, han tenido que renunciar los ciudadanos y nuestro Sistema Anticorrupción adolecerá, paulatinamente, de el arma más eficaz contra la corrupción: credibilidad. 

Similar posts