Lunes, 21 de Agosto de 2017, 01:01 PM
Home » Mundo » América del Norte » Texas se alista a ejecutar a otro ciudadano extranjero

Texas se alista a ejecutar a otro ciudadano extranjero

 

Foto: Especial

Foto: Especial

Dallas.- Texas se alista a ejecutar a otro reo extranjero, al programar para el próximo miércoles la aplicación de la pena de muerte al nicaragüense Bernardo Abán Tercero, por el homicidio de un maestro durante un robo en Houston, en marzo de 1997.

Tercero, al igual que la gran mayoría de los 31 extranjeros que han sido ejecutados en Estados Unidos desde 1988, argumenta que le fueron violados sus derechos como ciudadano de otro país bajo los acuerdos de la Convención de Viena en Relaciones Consulares de 1963.

La convención es un tratado internacional que establece el compromiso de que cuando un ciudadano extranjero es detenido, debe ser notificado sin retraso de su derecho a contactar a las autoridades consulares de su país.

Con base en esas presuntas violaciones y a otras consideraciones, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó esta semana a Estados Unidos y a Texas en particular, el suspender la ejecución de Tercero.

Además a otorgarle una reparación efectiva que incluya la revisión de su juicio conforme a las garantías del debido proceso.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional pidió también suspender la ejecución contra Tercero, de 39 años, al señalar que recibió “mala calidad” de asistencia legal durante el juicio y durante el proceso de apelación estatal de su sentencia.

Tercero fue sentenciado a la pena de muerte en el año 2000 tras ser declarado culpable del homicidio de Robert Berger, el 31 de marzo de 1997, durante un robo en una lavandería a donde había acudido en compañía de su hija y esposa a recoger una ropa.

Las autoridades determinaron que Tercero y su cómplice, el mexicano Jorge Becencil González, ingresaron por una puerta trasera a la lavandería “Park Avenue Cleaners” en Houston, para robar el establecimiento.

Los dos hombres armados asaltaron el negocio y durante el robo Berger recibió un balazo en el cuello y murió frente a su hija de tres años y su esposa que lo esperaba en el automóvil.

Los dos asaltantes huyeron del lugar. Tercero se refugió en Florida y luego en Nicaragua, mientras que su cómplice huyó a México.

Tras su regreso a Nicaragua, Tercero fue acusado de haber participado en una serie de crímenes violentos, incluyendo robos, tiroteos y un secuestro.

En 1999, Tercero fue detenido en México cuando intentaba regresar a Estados Unidos y extraditado por petición a este país. En 2000, un jurado del Condado de Harris lo sentenció a muerte por el homicidio de Berger.

De ser ejecutado mediante inyección letal, como está programado el próximo 26 de agosto, Tercero se convertiría en el primer ciudadano nicaragüense en recibir la pena de muerte en Estados Unidos.

Desde 1988, Estados Unidos ha ejecutado a 31 reos extranjeros provenientes de 15 países diferentes, según datos del Centro de Información Sobre Pena de Muerte.

De ellos 10 han sido mexicanos, cinco de origen cubano, dos hondureños, dos alemanes, dos vietnamitas y uno de cada uno de los siguientes países: Guyana, Jamaica, Paraguay, Pakistán, Irak, Sudáfrica, Tailandia, Canadá, Filipinas y República Dominicana.

Notimex

Andrea Pérez

Amante del periodismo escrito y radiofónico. Egresada de la EPCSG y siempre en busca de una experiencia nueva. Twitter @andrea19perez

Similar posts