Domingo, 19 de Noviembre de 2017, 11:31 AM
Home » Slider » ¿Tu primer Maratón? Esto es lo que debes saber

¿Tu primer Maratón? Esto es lo que debes saber

¿Vas a correr el maratón de la Ciudad de México? ¿ Es tu primer maratón? 

No dejes de leer estas recomendaciones básicas.

Tranquilidad ante todo. Un maratón es una prueba no sólo de resistencia física, sino mental. 

De tal manera, que la tranquilidad y relajación de la última semana es básica. Traten de dormir toda la semana muy bien, para que no les afecte si no duermen la noche previa al maratón. Es usual. 

¿Qué comer? 

Come lo que haz comido siempre, sin probar cosas nuevas, exóticas o irritantes. 
Es recomendable evitar grandes cantidades de grasas, no comer carnes rojas por lo menos 72 horas antes de la carrera, ni alimentos con mucha grasa como tacos, chicharrón, montalayo, etc. 
Es importante hacer una carga extra de carbohidratos como son el arroz, la pasta, la papa hervida, el pan aunque sea blanco, recuerden que esta semana no límites los hidratos de carbono, pues son el combustible necesario para el maratón. 
Más importante, la cena del día antes es tu gasolina en la carrera, así que ¡a comer pasta! 
En la mañana de la carrera, desayuna ligero, una colación un par de horas antes de la salida. 
Un bagel con jamón y queso, o dos rebanadas de pan con miel de abeja o nutela, que es deli y te da la caloría necesaria para la carrera. 
NO pruebes cosas nuevas, picantes o exóticas. NO desayunes cosas grasas, como un taquito de barbacoa con tu Victoria helada.NO. 

La Hidratación 

Es fundamental para el corredor. Toda la semana previa al evento, beber más agua de lo normal, además de bebida isotónica o electrolitos. 
Siempre tengan con ustedes su botellita de agua. Cuando duerman, un agüita en el buró, por si tienen sed. Todo el tiempo. 
Suspendan al menos una hora y media antes de la prueba y vayan al baño dos veces. 
Hay quien toma potasio durante el mes de la la carrera. Son unas pastillas efervescentes “Kaposalt” , que previene de los calambres. 

Es muy importante, si se entrena para un maratón, tomar siempre suplementos alimenticios, como glucosamina, proteína, complejo B, sukroll. 
Si no los haz tomado durante el entrenamiento, no empieces un día antes de la carrera. Tampoco tomes “productos milagros” ni experimentes con lo que te diga la publicidad, los cuates, o la tía abuela, que no hayas probado en tu entrenamiento. 

Pies y Tenis

En tu relajación de la última semana, consiéntete como en un spa. 
Recorta las uñas, para que no se lastimen durante el recorrido, por el impacto contra el tennis. Después de varias horas, una uña lastimada puede incluso impedirte correr. 

Usa calcetines apropiados para correr, procurando que sean los que no tienen comisuras para evitar las ampollas. Se venden así, como antiampollas. 
Es absolutamente prohibido estrenar tennis el día de la carrera. Sé que te gustaría tener esos padrísimos para las fotos, pero los nuevos se tienen que amoldar previamente a tu pie, para que no te lastimen. 

La Noche Anterior
Preparen todo con anticipación la noche anterior: Playera, chip, shorts, gorra, lentes, tú número., lo que vayas a llevar. No improvises nada, para que no se complique el mero día y te agarre el estrés. 
Si no duermes durante la noche previa, no te preocupes. Trata de hacerlo, pero es muy común no poder conciliar el sueño por los nervios, por lo temprano que hay que levantarse, etc. 
Para eso ya dormiste las noches anteriores y descansaste. 

Yo les sugiero el día anterior no hacer NADA. Ve por tu chip, y quédate en casa en tu sofá viendo películas y descansando. 

Debes de saber con exactitud la ruta a seguir, como llegar a la salida, (en el caso del maratón CDMX cierran reforma), para que nada se interponga entre tú y tu objetivo, ni sobresaltos innecesarios. 

El día de la carrera.
Levántate muy temprano, si puedes dos horas antes, desayuna tu colación (sin experimentar nada nuevo) un tecito, tu bagel, pan con miel o nutela. 

Ponte vaselina en la entrepierna, la cintura a la altura del short, los dedos de los pies y en el caso de los hombres, los pezones. 
Ve al baño al despertar y antes de salir, para que no andes sufriendo por un baño en la salida o durante el evento. 

Llega temprano y relajado, para calentar al menos 10 minutos antes de la salida. Es relevante hacerlo. 

Nada peor que te duela el tobillo o la rodilla a la mitad del maratón. 
A mí me ocurrió el pasado maratón, y tuve que seguir hasta los 42.195K. Todavía no me repongo, así que calienta y cuida el músculo, por favor. 

Abróchate los tennis con doble nudo, para que no se te desanuden durante la carrera, pues no sólo te hace perder tiempo, sino que pierdes el ritmo cuando te detienes a volvértelas a amarrar. 

La manera correcta de amarrar la agujeta es NO tan apretada, para evitar que afecte la circulación y que se entuman los dedos en los últimos kilómetros. 

Una vez listo, sal a conquistar las calles, llega relax, no te preocupes. Todos pueden hacer un maratón si se lo proponen. 

Foto: Especial




Durante la carrera

El 90% de la gente comete el error de iniciar la carrera como bólido, y en la segunda parte de la carrera te pasa factura y se te acaba el combustible. 
Por lo tanto, inicia tu paso como viejita, y así acabaras la segunda parte con energía.
Corre a tu ritmo, sin prisas, pero sin pausas. 

Hidrátate desde el primer puesto de abastecimiento AUNQUE NO TENGAS SED. 
No te saltes ninguno, así aseguras una buena hidratación durante toda la carrera. 
Cuando tomes el agua o la bebida isotónica (como Gatorade) en los puntos de abasto, no te detengas. 
Solo tómalos al vuelo de la mano de los voluntarios, y sigue corriendo. No te lo tragues todo, solo dale dos o tres sorbitos, y tira el exceso de líquido para no atragantarte. 
Ponte una estrategia previa de carrera con metas menores dentro de la mayor, como por ejemplo partir en tres el recorrido, en dos o en cuatro. 

Es cierto que puedes tener momentos críticos, sobre todo el los últimos kilómetros, pero SIEMPRE son PASAJEROS. No te preocupes.

Ten siempre pensamientos POSITIVOS. Escoge varios temas para ir pensando durante las horas que tardes en el maratón. Esto te va a permitir distraerte y no pienses en lo que te falta, en los obstáculos, en los dolores, en las ganas de ir al baño, en la CNTE, en problemas de lo que sea. Piensa positivo, con los temas que escogiste, y repártelos a los largo del maratón. 
Recomiendo llevar geles de proteínas, y los vas consumiendo poco a poco (no toda la bolsa) para que no te falte combustible. 

Recuerda, con estas recomendaciones : LA PARED NO EXISTE. 

Tú eres fuerte. Mucho más de lo que crees. 

Lo más importante: disfruta tu maratón. Disfruta el camino. 

Disfruta tu éxito de ser una de las pocas personas que hacen un maratón. 

Cuando arranques, no te pares hasta la meta. Nunca te rindas. 

Foto: CiroDi


¡Suerte!

Similar posts