Martes, 11 de Agosto de 2020, 02:45 PM
Home » Opinión » Victor Muro » Las Teorías Asiatico – Americanas

Las Teorías Asiatico – Americanas

Economía Sin Dolor

Las Teorías Asiatico – Americanas

Por: Victor Muro

“No hay nada más engañoso que las declaraciones que carecen de fundamentos”

 

Desde hace tiempo China ha crecido en diversos sentidos, su densidad poblacional no deja duda, el desarrollo de su tecnología al parecer ha causado serios problemas a otros, los brotes de virus contra la salud han sido en definitiva protagónicos, su inclusión en el grupo de los BRICS lo hacía ver como el segundo en el orden jerárquico, detrás de Rusia, pero su pretensión es ser el protagonista número uno en lo que se refiere a economía mundial, lo que causa molestia a varios países, y entre ellos los Estados Unidos, pues ya es evidente que hay elementos que ya son plenamente controlados por los chinos con su estilo y a su manera.

 

Desde que el Presidente Donald Trump comenzó su periodo de gobierno se han multiplicado los ataques entre ambos países, y las acusaciones  se han centrado en la intensión de los asiáticos por obtener datos e información confidenciales a través de distintos medios, incluyendo el espionaje por medio de una conocida compañía fabricante  de teléfonos inteligentes que es de capital chino; en este caso en concreto Estados Unidos llegó al punto de arrestar a una de las principales ejecutivas de la compañía, siendo al mismo tiempo la hija del principal accionista.

 

A pesar de todo lo sucedido, ambos gobiernos aparentan encontrar puntos de encuentro y acuerdo, y cuando las pláticas parecen encaminarse a una mejor relación, nuevamente sucede algo, tal como la imposición de aranceles restrictivos al comercio entre ambos países, esto por iniciativa de los Estados Unidos, y ya ha ocurrido en varias ocasiones, pero en cada una de ellas China presenta una respuesta que genera  inestabilidad en los mercados del mundo.

 

Pero las declaraciones han aumentado  en su nivel, y China ha sido acusada por el Presidente de los Estados Unidos de ser creadora de la pandemia que actualmente se vive, sugiriendo la incubación intencional del virus y hasta la complicidad de la Organización Mundial de la Salud para ocultar lo que estaba sucediendo, lo que por supuesto al escucharlo genera la satisfacción de algunos y la incredulidad de otros, pero las acusaciones están hechas, y derivado de ello las respuestas  por parte del país asiático no se han hecho esperar.

 

 Recientemente el país asiático ha tomado decisiones importantes, imponiendo en Hong Kong la Ley de Seguridad Nacional, la que muchos aseguran busca reprimir y eliminar todo tipo de corriente política que disienta con el poder central de China, lo que ha generado inconformidad no solo de los residentes, sino incluso de la comunidad mundial, ya que es considerada una importante violación a los Derechos Humanos, sin embargo el fin político ha prevalecido sobre todo tipo de razón, y China persigue distintos tipos de objetivos al imponer esta Ley que se fraguó con la más alta secrecía.

 

La búsqueda de la supremacía china es intensa, y esa necesidad del poder está concentrada en lograr el dominio de información, personas y territorios;  ello hace recordar la denominada “guerra fría” que se vivió por muchos años entre Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)  después de la Segunda Guerra Mundial, y hasta la desaparición y separación de la URSS; el protagonista que defiende el título de ser la primera economía mundial sigue siendo el mismo, pero en éste caso, quien pretende arrebatarle ese y más títulos ha cambiado, y ahora es la República Popular China.

 

El último episodio de este enfrentamiento ha sido la acusación por parte de los Estados Unidos de que China ha estado espiando en busca de secretos científicos y miliares, por lo que se ha solicitado el cierre del Consulado de China en Houston, al considerar que es la base dónde se gesta toda la operación que ha incluido a figuras no comunes en las labores del espionaje, tales como estudiantes, turistas, y personas que no tienen mayor antecedente en estas labores de inteligencia.

 

Por supuesto la respuesta a las acciones de Estados Unidos no se han hecho esperar, y ahora China ha solicitado el cierre de la Oficina Consular Norteamericana  en Chengdu, de manera superficial sólo se puede apreciar como una respuesta espejo a lo hecho por los americanos, sin embargo la decisión tiene mayor profundidad, pues es justo en esta oficina donde se gestiona lo relacionado al Tíbet, un territorio que desde 1950 está bajo el control central chino, y esto ha sido fuente de distintas situaciones, ya que aquí se mezclan interese políticos, religiosos e incluso de cultura milenaria.

 

El final de este enfrentamiento por el momento no se puede vislumbrar, sin embargo, las próximas elecciones en los Estados Unidos pueden generar cambios importantes sobre lo que hasta hoy está sucediendo en este tema.

 

Pareciera que China está en la búsqueda del reconocimiento no sólo de Gigante Asiático, sino del Gigante del Mundo, pero Estados Unidos no desea perder en ningún momento la posición de ser el director de la política mundial, pues pondría en riesgo incluso su economía local y la fortaleza de su moneda.

 

Es necesario comprender los intereses de ambos protagonistas en este enfrentamiento, y sin duda buscan lograr una mejor economía sin dolor, pero todo indica que están dispuestos a hacer todo lo necesario para lograr ser reconocido como el número uno, lo que al menos en el corto plazo augura ya un mayor número de actos hostiles entre ambos países.

 

¿Cuántos años podrá durar este enfrentamiento? Ninguno de los dos quiere ser oficialmente el número dos, por lo que muchos acontecimientos llamativos veremos seguramente en el futuro.

 

 

Similar posts