Domingo, 09 de Agosto de 2020, 04:05 AM
Home » Opinión » Victor Muro » Optimismo Económico

Optimismo Económico

Por: Victor Luis Muro Salinas

“Puede ser que las noticias y los acontecimientos de todos los días no sean los mejores, sin embargo en necesario continuar.”

Los contagios por el virus conocido como Covid 19 no termina, y las noticias diarias más que brindar optimismo genera preocupación, tristeza,  e incluso alarma, pues entrar a las redes sociales es darse cuenta que las publicaciones realizadas están enfocadas en su mayoría a la falta de conciencia, los rebrotes, e incluso sobre nuevas variedades de virus e incluso otros más temibles. ¿Cómo  reaccionar ante esta situación?

Es necesaria mucha objetividad y calma para entender y comprender todo lo relacionado al tema, y que las consecuencias sin duda afectan a muchos; cada país ha tomado decisiones que han considerado las mejores de acuerdo a sus condiciones, y sin embargo hoy se analiza la posibilidad de culpa en la Organización Mundial de la Salud, de la cual se dice contó con información con bastante anticipación, y  que contribuyó intencionalmente a la lentitud con la que se atendió la pandemia, lo que le daría la razón al presidente de los Estados Unidos de América respecto a las acusaciones que ha realizado.

Así que el camino para enfrentar los acontecimientos diarios en lo que se controla la pandemia es el optimismo, pero no sólo amanecer pensando que puede ser un mejor día, sino con el convencimiento que todas las acciones que se realizarán en ese día deberán contribuir como alimento para constantemente aumentar ese optimismo.

Pueden existir noticias malas, y que en realidad afectan a muchas personas, por lo que es un momento adecuado para tratar de ver las mejores posibilidades con las que se cuenta para desempeñarse día a día en los nuevos escenarios que se han creado; es necesario hacer análisis de capacidades, y de cómo las mismas pueden ser aplicadas para generar empresa, negocio, actividad económica, lo que finalmente se traduce en dinero.

La mayoría de los países están con la necesidad de reactivar su economía, y ello está generando que hagan consideraciones en el costo del dinero, pues ello otorga facilidades a los empresarios, ya que no han tenido un buen primer semestre 2020, y visto de manera optimista, se está contando con la posibilidad de contratar crédito para proyectos rentables con muy bajas tasas de interés, o incluso para inversiones de largo plazo, todo con un análisis adecuado de las condiciones de las instituciones financieras, por lo que es un buen momento para analizar la oferta de recursos financieros y las condiciones para la obtención de los mismos.

Cómo es conocido, muchos negocios han surgido en épocas de necesidad, la que pone a las personas en una situación muy poco cómoda, sin embargo alienta la creatividad, la innovación, las nuevas ideas que aunque en ocasiones parecen fuera de lugar pueden representar una nueva tendencia, o incluso una nueva preferencia del futuro.

Y si producto de todo lo que ha sucedido  ha creado un concepto nuevo y está funcionando, quiere decir que ha enfocado adecuadamente la capacidad de observación, y con ello se ha construido una forma de vivir que antes no tenía, y que hoy se puede potencializar, lo que implicaría trabajar en hacerla crecer y permanecer por muchos años más.

¿Cómo ha sido todo posible? La respuesta podría sintetizarse en lo siguiente: sorpresa, necesidad, creatividad y confianza para implementar la nueva idea.

Todo lo anterior es la fórmula para mejorar una economía sin dolor, ya sea pequeña, mediana o grande, lo mencionado se aplica sin excepción, y se podría resumir en la palabra optimismo.

Pero es importante tomar en cuenta que el optimismo sin acciones efectivas no tendrá efecto alguno en la economía, y quizá debe agregar un elemento adicional: la confianza.

Así que imagine cualquier país, estado, municipio, colonia, familia, que genere optimismo con acciones efectivas y generando confianza. ¿Cree que la posibilidad de salir adelante es amplia?

Por supuesto no se puede negar los malos resultados que muchos están sufriendo, sin embargo no es momento para dejar de esforzarse, sino de enfocar ese esfuerzo y hasta incrementarlo, porque en épocas de dificultades económicas históricamente muchos grandes han surgido.

Así que la recomendación final es que ante cualquier acontecimiento negativo, haga un profundo análisis con objetividad, realice un diagnóstico realista, genere escenarios con base a los datos con los que se cuenta, procure que estos escenarios contemplen una visión optimista, pesimista e intermedia, y genere respuestas anticipadas para evitar responder con lentitud ante lo que suceda. ¿El resultado? No se podría asegurar al cien por ciento que será positivo, sin embargo si existe una más amplia posibilidad de que todo mejore al haber realizado una planeación completa e integral.

De todo lo anterior es evidente la importancia de la planeación, y de cómo la misma ayuda a crear un mejor ciclo económico.

Hay que revisar el actual ciclo de las actividades que se realizan, o quizá hay que crear un nuevo ciclo derivado de todos los cambios que se han generado, pero lo único que no se debe hacer es quedarse inmóvil ante los enormes cambios que presentan los mercados económicos.

Una economía sin dolor se logra observando y planeando, y por supuesto con gran disciplina. ¿Está listo para buscarla?

Similar posts