Domingo, 05 de Julio de 2020, 07:03 PM
Home » Opinión » Arturo Argente » UN PUEBLO DIVIDIDO

UN PUEBLO DIVIDIDO

El próximo 1 de julio se cumplirán 2 años de iniciada la cuarta transformación del país que fue decidida por el 51% de una población que estaba harta de los abusos de su clase política y que acudió a las urnas para buscar un cambio. Así son las reglas de la democracia que compone el desarrollo de una nación. Actualmente, este gobierno y su pueblo se encuentran inmersos en la incertidumbre de una pandemia que parece no tener fin. La inseguridad parece no ceder, al contrario, se ha incrementado; el crecimiento económico se convertirá en decrecimiento lo que alimentará el desempleo y la inseguridad en el país; la corrupción continua sin ver a los verdaderos responsables de los abusos cometidos en los sexenios pasados en la cárcel; pero lo más grave de este escenario es el creciente odio y polarización que se ha generado en nuestra sociedad, somos un país dividido.

Por un lado, la inflación se comporta de forma similar a los años anteriores, el valor del peso lucha por no perder terreno frente al dólar americano, a pesar de la crisis que ha provocado esta pandemia, pero por otro lado vemos al Presidente con sus conferencias mañaneras descalificando a sus adversarios y profundizando la división social que hay en el país. Solo basta ver las redes sociales para entender la polarización política que existe en esta nación.  En su última declaración manifestó “Que bueno que se definan, nada de medias tintas, que cada quien se ubique en el lugar que corresponde, no es tiempo de simulaciones. O somos conservadores o somos liberales, no hay medias tintas”. ¿Y qué pasa con los que simplemente somos mexicanos?

Sin duda, los líderes políticos son responsables de esta división, con sus egos y rencillas que priman sobre las realidades de esta nación: a los mexicanos les cuesta la cohesión del país, no en vano llevamos una historia escrita entre guerras perdidas, traiciones internas y la lucha de poder entre los partidos políticos.

Para los que nos gusta la historia, México ha sufrido sus peores derrotas cuando la población está dividida. Todo se trastoca, todo se sacude, la incertidumbre es avasalladora y la carencia de los líderes políticos se hacen notar.

El Presidente debe de entender que, si se quiere hacer laspaces con el enemigo, se tiene que trabajar con el adversario. Entonces tu contrario se volverá en tu compañero. Todo cambio es posible, las diferencias ideológicas no deben de ser un impedimento para ver progresar a un país entero. 

Es momento que nuestro Presidente inicie una política sin rencor para así lograr una reconciliación. México necesita un líder firme a sus ideologías, pero que pueda ver más allá de las diferencias ideológicas uniendo a una nación y convirtiéndola en un país próspero y democrático.

El escenario que enfrentamos como país parece pocoalentador, la pobreza se va a incrementar, la inseguridad se va a agudizar, todos perderemos porque todos somos parte de este país. Es momento de sacudir el resentimiento que se provoca por los líderes políticos y actuemos como una sola nación. México debe encontrar el objetivo que nos una como un solo pueblo.

Dr. Arturo Argente Villarreal.

Similar posts